Department of Water Resources Home

El Proyecto Hidráulico del Estado

Un cuadro de la California Aquaduct en la puesta del sol

Más adelante encontrará información acerca del alcance, tamaño, financiamiento e historia del Proyecto Hidráulico del Estado.

Alcance

El Proyecto Hidráulico del Estado de California es un sistema de almacenamiento y distribución de agua que consta de represas, acueductos, plantas hidroeléctricas y plantas de bombeo. Su propósito principal es almacenar agua y distribuirla a 29 suministradores agrícolas y urbanos del Norte de California, Área de la Bahía de San Francisco, Valle de San Joaquín, la Costa Central, y el Sur de California. Del abastecimiento de agua contratado, el 70 por ciento va a usuarios urbanos y el 30 por ciento restante a usuarios agrícolas.

El Proyecto reparte el agua a dos terceras partes de la población de California. Su mantenimiento y operación corre a cargo del Departamento de Recursos Hidráulicos de California.

El Proyecto también es operado para mejorar la calidad del agua en la Delta, para controlar las inundaciones del Río Feather, proveer recreación, y mejorar la fauna piscícola y silvestre.

Tamaño

Hoy en día, el Proyecto incluye 33 instalaciones de almacenamiento, represas y lagos; 20 plantas de bombeo; 4 plantas generadoras y de bombeo; 5 plantas hidroeléctricas; y cerca de 660 millas de canales abiertos y tuberías.

El Proyecto provee agua suplemental a aproximadamente 20 millones de Californianos y para cerca de 660,000 acres de tierras de regadío.

Financiamiento

Los fondos obtenidos por la venta de bonos de obligaciones generales y de títulos a corto plazo han proveído cerca del 78 por ciento del financiamiento para la construcción del Proyecto Hidráulico del Estado. El reembolso total de los fondos de estas obligaciones está siendo hecho para los beneficiarios de Proyecto, y no por el contribuyente común y corriente.

Otras fuentes de financiamiento consisten en ingresos por explotación de zonas petroleras, ganancias fruto de inversiones, asignaciones legislativas para la recreación, pagos federales para el control de inundaciones, y pagos por adelantado de los contratistas.

Actualmente, el financiamiento a corto plazo se obtiene por medio de pagarés comerciales los cuales son reemplazados periódicamente por bonos fiscales a largo plazo.

Costos Anuales

Los costos anuales incluyen los sueldos de un equipo diversificado de ingenieros, biólogos, especialistas en desarrollo hidráulico y en generación de energía eléctrica, técnicos de las centrales hidroeléctricas, y trabajadores civiles de mantenimiento, así como también por gastos (equipo, abastecimiento, etc.) necesarios para la explotación y mantenimiento de las instalaciones del SWP. Los costos anuales también incluyen compra de energía eléctrica, intercambios y ventas.

Los pagos anuales recibidos por el SWP de parte de sus contratistas suman aproximadamente $600 millones al año (1996). De esa cantidad, los costos de mano de obra para explotación, operación y mantenimiento (O&M) ascienden al 25 por ciento. El costo de la energía eléctrica (compras menos ventas) asciende al 32 por ciento. Los pagos por servicio de los bonos así como el pago del principal mas intereses y reembolsos de otros financiamientos de capital ascienden a aproximadamente el 37 por ciento. El restante seis por ciento incluye depósitos para el reemplazo de reservas, seguros y gastos diversos.

El reembolso de los Costos del SWP

Los 29 contratistas antes mencionados reembolsan al SWP todos los costos relacionados con el abastecimiento de agua. Estos representan cerca del 94 por ciento de los costos anuales por concepto de explotación y de mantenimiento de las instalaciones del SWP. Los costos restantes son financiados por el gobierno federal para la explotación conjunta de las instalaciones San Luis (tres por ciento) y por fondos generales del Estado para el esparcimiento y el acrecentamiento de la fauna silvestre y piscícola (3 por ciento).

Los contratistas también reembolsan con intereses aproximadamente el 89 por ciento de los gastos del capital hechos por el SWP hasta 1995. El reembolso del restante 11 por ciento proviene del gobierno federal para el control de inundaciones (dos por ciento), los fondos generales del Estado para el esparcimiento y el acrecentamiento de la fauna silvestre y piscícola (cinco por ciento), y el resto de diversas fuentes.

Todos los contratistas pagan la misma tarifa por acre- pie por el costo de construcción y operación de las instalaciones que almacenan y acarrean el agua del SWP. Además, cada contratista paga un cargo por concepto de transportación el cual cubre el costo de las instalaciones requeridas para la entrega del agua a sus respectivas áreas de servicio. Así pues, los contratistas mas apartados de la Delta pagan tarifas de transporte más altas que aquellos que están ubicados más cerca.

Los pagos totales son hechos anualmente por concepto de costos fijos del SWP sin tomar en consideración las variaciones en la entrega del agua que tienen lugar de año a año. Los costos fijos incluyen aquellos relacionados con la operación, mantenimiento y servicio de la deuda. Los contratistas también pagan costos que varían dependiendo de la cantidad de agua entregada durante el año. Estos incluyen los costos por la energía usada para bombear el agua a sus respectivos apartaderos del acueducto.